Image
28 enero, 2019

12 Razones para celebrar San Valentín

1- Potencia tu imaginación

No nos vamos a engañar, ser original es muy difícil hoy en día. Hay de todo y, lo peor, tenemos de todo. ¿Cómo regalar algo romántico sin caer el clichés? Sencillo: ¡hazlo tú! Vas a tener que devanarte los sesos, pero pondrás en práctica tus destrezas artísticas y podrás potenciar tu imaginación. ¿Qué regalarás?

via GIPHY

2- Crea lazos

Estrecha aún más tu relación, crea recuerdos inolvidables. Si bien es cierto que no hace falta que sea 14 de febrero para celebrar vuestro amor, no está de más reivindicar el día de los enamorados que… bueno, ¡que compartís un gran amor!

3- Una bonita tradición

Imagina año tras año marcar este día en el calendario mientras compartes tu vida con esa persona especial, como la Navidad, como vuestro aniversario… Otra fecha más en la que crear momentos memorables mientras año tras año evolucionáis como personas y pareja.

4- ¿Plan guay? Plan guay

San Valentín es la fecha ideal para hacer ese plan que nunca hacéis, aunque lleváis tiempo queriendo hacer. ¿No queríais una noche romántica alejada de la rutina diaria? ¿No queríais volver a vuestro sitio especial? Este es el momento y la excusa perfecta para lazaros a la piscina.

5- Esto es serio

Igual no conoces a sus padres, pero eso no quita que vuestro amor sea menos. Cada cual necesita su tiempo y su espacio, cada relación evoluciona de manera distinta, pero lo que sí es seguro es que si celebras San Valentín con esa persona especial, es porque algo bueno se está cocinando.

6- Un caprichito

¡Daros un capricho! Si no es en San Valentín, ¿cuándo? ¿Te acuerdas de ese restaurante con tan buenas referencias al que todavía no habéis ido? ¿Y ese circuito de spa al que os prometisteis ir? ¿Un masaje en pareja, quizá? No es que vayas a tirar la casa por la ventana todos los meses pero este día especial… ¡No hay excusas! El auto cuidado es muy importante.

7- Ay, ¡un regalo!

¿Es egoísta pensar en que tú también recibirás un regalo? Bueno, no pensemos en lo material, pero sí en que tu persona especial también te va a dedicar su tiempo, su creatividad, sus habilidades o, sí, su dinero, en ti. Detrás de un regalo hay mucho más que una tarjeta de crédito, no lo olvides.

8- Piensa en lo que sientes

Reflexionemos. San Valentín también te empuja a pensar en lo que sientes y en verbalizarlo. Mucho emoji de corazones, mucho meme, mucho GIF, pero no sabemos llamar a las cosas por su nombre. Sí, una imagen vale más que mil palabras, pero este no es el caso.

9- De puño y letra

Eso de escribir a mano se está quedando en el olvido. Desde mi teclado os digo que ya echaba de menos los apuntes a mano en la universidad, ¡imaginaos cómo hecho de menos las cartas! Una carta o tarjeta escrita a mano es algo tan personal, que pocas cosas pueden superarlo. ¡Detallazo!

via GIPHY

10- Huele bien, ¿verdad?

Regalo típico, pero a quién lo le gusta el frescor y el colorido de las flores en este mundo tan plastificado. Regalar flores siempre es buena opción, además puedes dedicarle un tiempo a investigar qué quieres decir y elegir un ramo en consecuencia. Quién sabe si salieron expertos en botánica después de San Valentín.

11- Excusa para probar

Subimos un poco la temperatura del post. Sí, San Valentín es muy romántico, pero el hecho de que sea romántico no quita que también pueda tener su punto erótico. Si os apetece probar algo nuevo en vuestra intimidad, hoy es el día. Unas velas aromáticas, un masaje… ¡y lo que surja!

12- Sexy Days

Sin duda hay algo que es motivo suficiente para celebrar San Valentín, y eso es el 12 Sexy Days. Una caja de lujo con los accesorios icónicos de Bijoux Indiscrets repartidos en doce casillas opacas. Hay que abrir una al día y darle al accesorio el uso que más os guste, bien con looks atrevidos como disfrutándolo en la intimidad de la noche. Si hay regalos que enamoran, este es uno de ellos. ¿No te gustaría regalar algo así en San Valentín?

Submit a Comment