Image
Top
31 mayo, 2016

La emocionante danza del sexo

10 years 10 stories visual Lara Castro

Las bocas se entrelazan y degustas su sabor como un manjar exquisito. Sientes la suavidad de sus labios. La humedad de su boca a la que eres permeable. Tus ojos están cerrados para exaltar tus sensaciones. Con cada caricia, tu piel duda entre el escalofrío y el erizamiento. Sus manos… Sus manos distribuyen calor en cada rincón de tu cuerpo. Sientes su respiración que se acompasa con la tuya creando la mejor de las melodías. Tus ojos se abren buscando esas miradas que se penetran mutuamente. ¿Y tu consciencia? Ahora mismo no sabes ni lo que significa.

Sientes su respiración que se acompasa con la tuya creando la mejor de las melodías (…)¿Y tu consciencia? Ahora mismo no sabes ni lo que significa.

Ese momento, tras un intenso trabajo personal, en el que te liberas de las cargas del pasado, sanas tus heridas relacionadas con la culpa, la vergüenza, la rabia, el miedo… Dejas atrás las expectativas y las frustraciones y tu autoestima ya no necesita alimentarse de la aprobación ajena. Ese instante en el que puedes ir más allá del intento de demostrar tu valía como amante. Cuando tu mente ya no desborda frases que te castigan, que te juzgan y que te desgarran por dentro. Cuando te olvidas de lo que debería ser y te centras en lo que es. Cuando dejas de compararte con las películas porno, con las estadísticas y con los titulares sensacionalistas. Cuando dejas de vivir deprisa para no sentir y te sientas a contemplar lo que sea. Cuando te bajas del tren de lo inmediato, tan frecuentado en nuestros días. Cuando te abres a experimentar. Cuando decides vivir.

Cuando tu mente ya no desborda frases que te castigan, que te juzgan y que te desgarran por dentro. Cuando te olvidas de lo que debería ser y te centras en lo que es.

Es entonces cuando el sexo alcanza otra dimensión y se convierte en un generador insaciable de recuerdos basados en sensaciones que escapan al entendimiento. Sensaciones que danzan con las emociones. Emociones que te hacen vibrar.

Vivir el momento sexual es dirigir tu atención al presente. Cada caricia, cada roce, cada movimiento trasciende lo físico y se eleva. Todos los sentidos están invitados a participar con el objetivo de enriquecer cada segundo erótico. Y puede ser un momento individual… O en pareja. Podemos aprender a hacer compatible la forma de vivir la sexualidad con alguien, adaptando los ritmos y las técnicas, pero hay algo instintivo que juega en un nivel superior. Algo que sientes cuando tu mente está abierta a ir mucho más allá del sexo mecánico. Eso que te hace desear su olor. Ese olor y no otro. Su sabor. Y no otro. Su textura y su temperatura… Y no otras. Y al revés. Un olor, un sabor, una textura y una temperatura que te resultan desagradables, pueden funcionar como la mejor antítesis de lo afrodisíaco.

Hay algo instintivo que juega en un nivel superior (…) Eso que te hace desear su olor. Ese olor y no otro. Su sabor. Y no otro. Su textura y su temperatura… Y no otras.

¿Has sentido alguna vez esa conexión con alguien? ¿Y contigo?

Vivir el sexo con atención plena y con todos los sentidos convierte cada encuentro en una experiencia irrepetible. Y esto no significa que en otros momentos no quieras disfrutar de un sexo más rápido y genitalizado, pero tener la oportunidad de decidir es lo que marca la diferencia.

Y tú, ¿cómo quieres vivir tu sexualidad?

Lara Castro-Grañén

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 10.05.54Psicóloga y Sexóloga en Institut Gomà y Directora de la Escuela de Sexualidad, lugar en el que imparte distintas formaciones relacionadas con la sexualidad y organiza eventos centrados en el erotismo. Especialista en Crecimiento Erótico y Liderazgo Sexual. Co-creadora y tutora del Máster en Crecimiento Sexual y de Pareja. Creadora del GT de Sexualidad y Pareja del COPC. Fundadora y directora de Placer ConSentido, la empresa que ha hecho evolucionar las reuniones de juguetes eróticos, y del Sex Shop online ConSentido (una tienda erótica libre de estereotipos de género y con una visión positiva de la sexualidad). Autora del libro Placer ConSentido.

Síguela en Facebook Instagram Twitter

Comments

  1. ¡Genial Lara!, ¡Gracias!. Ese instante sentido (no sé muy bien si soy yo quien siento o el instante el que lo hace conmigo) trae a mi un extraño torbellino en el que (fantaseo para ponerlo en palabras) me siento en ella y a ella en mí; acaso lo que hay más allá (y más acá) de “su textura, de su olor, de su sabor”.

Submit a Comment