Magnifique · Collar / Látigo de cadenas metálicas plateado

Sea el primero en dejar una reseña para este producto

45,00 $

SKU: 0194

En existencias

El roce de las cadenas metálicas en tu piel despierta tu imaginación…


Un colgante para cualquier ocasión y un látigo que castiga con placer. ¡Adéntrate en el mundo del soft bondage! 


 


Contenido: Collar y látigo de cadenas metálicas plateado                   
REF.: 0194

Video
Video

Descripción

Detalles

-     ¡Doble uso! Un elegante collar para cualquier ocasión y un fantástico látigo que castiga con placer para tus momentos de

       pasión.

-     ¡Conjunto de escándalo! Combina tu collar con las esposas Magnifique.

-     Combínalo con un look de noche, lencería, o, simplemente, con tu piel.

-     ¡Dos niveles! Cadenas metálicas para acariciar y castigar.

-     ¡Sorprende! El frío de las cadenas metálicas contrasta con la temperatura de tu piel.

-     ¡Juega sin problemas! No contiene níquel por lo que no causa reacciones alérgicas.

-     ¡Placer para los sentidos! Combínalo con un antifaz para que tus sensaciones se intensifiquen.

-     Diseño exclusivo por Bijoux Indiscrets.

-     Diseño inspirado en las sensuales bailarinas de los cabarets neoyorquinos, donde la seducción está presente en todo detalle.

Cómo se usa

Me dijeron que debía divertirme más, así que decidí que lo mío serían los juegos.

Salimos a cenar con unos amigos, me puse mi vestido ceñido negro y mi collar plateado favorito, Magnifique. Solo verme bajar las escaleras, se quedó con la boca abierta, cogió mi collar, estiró de el acercándome y me besó. Él sabía lo que ese collar significaba. Estuvimos toda la cena mirándonos y sonriendo, teníamos ganas de que aquello acabara, para que la diversión empezara. Corrimos a casa, acariciándome me quitó el collar, convirtiéndose en un fantástico látigo. Sus pequeñas cadenas doradas me hicieron enloquecer, acariciaron cada rincón de mi cuerpo y me castigaron con más placer… 

downloads

Escribir Tu Propia Revisión

X
¡Te estábamos esperando!
La aventura del placer no podía comenzar hasta que tu no llegarás, y… ¡por fin estás aquí!